No satisfecho con ser el australiano más rápido del planeta, Rosco McGlashan está decidido a conseguir el récord mundial de velocidad sobre tierra (World Land Speed Record o WLSR por sus siglas en inglés) a bordo de un vehículo sobre ruedas en contacto con el suelo. Y para ello ya está listo el coche-cohete con el que pretende lograr tan relevante hazaña, en la que cuenta con el apoyo del fabricante líder de pintura y tecnologías de recubrimiento PPG.

El proyecto de McGlashan no tardó en captar la atención del equipo de PPG en Australia, liderado por Brad Curtis. De este modo, la marca entró a formar parte del grupo de empresas que apoyan el reto y la construcción del vehículo con el que este afamado piloto quiere lograr el récord mundial de velocidad sobre tierra: el Aussie Invader 5R, cuya gran meta pasa por superar las 1.000 millas por hora de velocidad, lo que equivale a unos  1.600 kilómetros por hora.

El apoyo de PPG ha procurado un espectacular acabado a este curioso vehículo de 16 metros de largo. Para ello se ha recurrido a las avanzadas tecnologías de recubrimiento de las líneas DELTRON y DELFLEET EVOLUTION de PPG, que fueron aplicadas sobre la carrocería de este monstruo con ruedas por los especialistas en el repintado de vehículos de grandes dimensiones, y clientes de PPG, del Parins Truck and Machinery Repair Specialists de Perth.

 

El Aussie Invader 5R pintado por PPG

El Aussie Invader 5R pintado por PPG, llamado a establecer un nuevo récord mundial de velocidad sobre tierra, cuenta un motor capaz de producir el equivalente a 200.000 caballos de fuerza. Toda una proeza si tenemos en cuenta que el peso de este vehículo de 16 metros de largo, una vez que esté cargado de combustible, será de unas 9,2 toneladas, lo cual no será inconveniente para que acelere de 0 a 1.600 kilómetros hora, aproximadamente, en poco más de 20 segundos.

Para conocer más detalles sobre el Aussie Invader 5R y el equipo que está detrás de este desafío, puede consultar la web http://aussieinvader.com/

Compartir